Mi experiencia en

CANTAR DESINHIBIDAMENTE

    “Mi nombre es Bryan Sly López de 21 años y Cantar Deshinibidamente para mí fue la puerta a querer experimentar tanto con mi cuerpo como con mi voz, me inspiró a aprender mucho más sobre lo que puedo hacer con mi cuerpo y a utilizarlo como instrumento... aparte es un taller súper bonito que te ayuda a cantar de forma   natural y espontánea... te hace darte cuenta que cualquiera puede cantar! <3 “

        “El curso de Cantar Desinhibidamente me atrajo por su título y logró de una manera inesperada exactamente eso: en un ambiente divertido y de confianza experimenté el placer de cantar como si estuviera en la regadera o en el estudio, pero en público. Aparte de la vivencia inolvidable con la maestra Natalia Angel y el grupo, logré fortalecer la idea que la esencia de la música en toda su belleza suecede en un estado como de devoción, sin estar pensando en la práctica y teoría que uno tenga. Esta idea me ha acompañado y enriquecido en mi ejercicio diario.”         

 

      Soy Jochen de 52 años, músico, ingeniero y empresario. 

 “Cantar deshinibidamente, ha representado para mí, confrontar mis inseguridades en el arte de cantar, con mis anhelos de mejorar, he aprendido con ello a quererme, a aceptarme con todas mis imperfecciones, soltar al viento un poco de la inspiración inherente al alma de artista que todos tenemos dentro y conocer a Nataly con su don de gente, de bien ser, de una vibra maravillosa, envolviéndonos en la dinámica de ser nosotros mismos, sin penas, sin remordimientos y con limitaciones por superar, como cualquier ser humano, me ha dejado una sensación de que puedo cantar, sentir, disfrutar y continuar siempre en la búsqueda de lo mejor. Recomiendo ampliamente el taller, en manos de un ser humano hermoso por dentro y por fuera, la amada Nataly, que queremos tanto!!”         

 

      Soy Roger, de profesión “vivir” a parte de aficionado al canto, médico traumatólogo y escritor.

    “Recuerdo el curso y qué ganas me dan de tener algo así aquí en Morelia de forma permanente o al menos intermitente, en el proceso de integrar el cuerpo a la voz nos vamos liberando, al mismo tiempo integrando y siendo plenos. Ojalá pronto vuelvas con más!!”         

 

        Yesenia Rivera, bailarina.

“Mi experiencia en el curso fue enriquecedora y liberadora. Comprendí que mi sonido es valioso en sí mismo, lleno de colores y cualidades musicales por          explorar. Además, me la pasé genial con mis compañeros y la dulce guía de Natalia”         

 

        Sofía Herrera, 26 años, actriz y cantante. 

        “El curso "Cantar deshinibidamente" ha sido una experiencia fantástica para mí, quiero agradecerte por ayudarme a tener la confianza necesaria en mí, en mi voz y en lo que puedo llegar a hacer. Ya que lejos de ser un curso que solamente me ayudó a liberar mi voz, me ayudó a quitarme complejos sobre mí. Ahora, me siento una persona más segura para hablar en público, decir lo que siento, y tener muchísima seguridad en todo aspecto de mi vida, eres una persona maravillosa y espero logres tocar a más personas, haciéndolas sentir como me sentí yo a lo largo de esos días en el curso ¡GRACIAS!”         

 

        Fátima G.

© 2020 by NATALIA ANGEL